menu Menú
13 artículos archivados en
Relatos
Página anterior Siguiente página Siguiente página

Muirenn

"Una mujer en lo alto del acantilado." Relato

Muirenn   No camina si yo no camino, comprobado, porque así es, en efecto así es, no ha hecho falta más que decirle que se venga un par de días a mi casa de la playa y se ha presentado con una maleta como para un mes, pobre, me da pena, bueno, no, en realidad […]

Continuar leyendo


La partida de ajedrez

"Hay que conquistar a la reina como sea, es el objetivo principal. El rey luego cae solo." Relato

La partida de ajedrez   Hoy es la última partida de la competición. Se enfrentan las dos figuras emergentes del momento. Sebastián está muy tranquilo, se ha deshecho de todos sus rivales con relativa facilidad. Solo le queda este jovencito que no parece gran cosa. «El secreto del ajedrez es la fuerza psicológica», le decía […]

Continuar leyendo


Flores en Benarés

"En Benarés, cuando pasó la estación de las lluvias y la tierra se secó un poco, una tumba se cubrió de flores." Relato

Flores en Benarés   El servicio de megafonía del aeropuerto de Delhi emitió el último aviso a Karen Gauss para embarcar en el vuelo destino Munich. Los asistentes al club de lectura se preguntaron qué habría sido de la señora alta y rubia que no había vuelto y el encargado de la tintorería se preguntó […]

Continuar leyendo


Yo me llamo Zampanó

"Mi primo Jorge Villena me dijo una vez que sus recuerdos de infancia eran una mierda y que solo los salvaba mi padre." Relato

Yo me llamo Zampanó   Mi primo Jorge Villena me dijo una vez que sus recuerdos de infancia eran una mierda y que solo los salvaba mi padre. Todos mis primos recuerdan cómo jugaba con ellos o gritaba: «Yo me llamo Zampanó», mientras los levantaba en el aire o mostraba músculos imitando a un forzudo. […]

Continuar leyendo


Cartas desde la infancia

"Escribir era una forma de amar lo que no teníamos." Relato

Cartas desde la infancia   Mística Cuando tenía cinco años tenía una paloma, se llamaba Mística. Comía alpiste como todas las palomas. Se murió porque la vecina ponía veneno para ratas y jamás volví a tener una paloma. No recuerdo cómo eran sus ojos. Fue la abuela la que nos regaló a Mística en uno […]

Continuar leyendo


Carpe diem

"No es mañana para risas, ni para romances bellos; mi novia me ha abandonado por Catulo, nada menos." Romance

Carpe diem En homenaje a Ramón Irigoyen, escritor, poeta y profesor emérito de la Escuela de Escritores. No es mañana para risas, ni para romances bellos; mi novia me ha abandonado por Catulo, nada menos. Y por si esto fuera poco                           5 Horacio está muy enfermo. Voy a verle al hospital. Lo peor, me estoy […]

Continuar leyendo


Pescado para un perro

"Cuando se vaya Juan a la partida, va a mirar en el garaje a ver si queda algo de ese veneno." Relato

Pescado para un perro Fuensanta escucha cómo el viento golpea las contraventanas mientras apura el café. Juan se acaba de marchar. Sus dos manos se aferran al calor de la taza. Mira el reloj y se levanta de la silla con un sobresalto, enganchándose el jersey de lana con una esquina de la mesa, que […]

Continuar leyendo


La planta carnívora

"Vi mi cicatriz. La miré bien. Y luego miré al fuego. Ardió toda la noche." Relato

La planta carnívora Casi nadie sabe lo que es tener que vivir con una quemadura en la cara. Yo sí. Por eso me marché a la cabaña que mi hermano había construido en medio de la selva amazónica para sumirse en el sopor de la hierba y la alucinación de los hongos sin que nadie […]

Continuar leyendo


Encuentros en el banco

"Sólo me siento si el banco se encuentra vacío o revolotean los pájaros." Relato

Encuentros en el banco Sólo me siento si el banco se encuentra vacío o revolotean los pájaros y, a los pocos minutos, viene la vieja. Nunca falla, y no por eso dejo de venir, con su cucurucho en las manos, lleno de altramuces, mijo o maíz. Qué más da lo que sea. El contenido no […]

Continuar leyendo


Pereira

"Cuando abrió la puerta del cuarto, el olor a éter y muerte se le vino encima." Relato

Pereira A las tres de la madrugada, el teniente Pereira llegó al forense del pueblo de Soyula, resguardado en la pick up negra o su ataúd temporal, como él mismo le decía. Al salir de la camioneta la voz hueca del teniente le dijo a Higinio: —No tardo. No te muevas de la entrada. Quiero […]

Continuar leyendo



Página anterior Siguiente página

keyboard_arrow_up