menu Menú
Entrevista a Sara Mesa
"Quienes me conocen me encuentran en las historias que escribo, si bien todas son ficción." Sara Mesa Entrevistas
Por Isolda Patrón-Costas Publicado en Entrevistas en 12 marzo, 2019 0 Comentarios 8 min lectura
Anterior Siguiente

Entrevista a Sara Mesa

Sara Mesa nació en Madrid, aunque ha vivido en Sevilla desde niña. Es una galardonada autora de relatos y novelas. Para muestra está Cuatro por cuatro (finalista del Premio Herralde de Novela): «Una escritura desnuda y fría, repleta de imágenes poderosas que desasosiegan en la misma medida que magnetizan» (Marta Sanz, El Confidencial), «Una pesadilla entre cuatro paredes, hábilmente orquestada» (Ariane Singer, Le Monde des Livres). O Cicatriz (Premio El Ojo Crítico de Narrativa y elegido entre los libros del año por El País, El Mundo, ABC, El Español y otros medios): «Una verdadera revelación».

Aprovechando su visita a la Escuela de Escritores dentro del ciclo de clases magistrales impartidas a los alumnos del Máster de Narrativa, Isolda Patrón-Costas (Décima Promoción) se ha reunido con Sara Mesa antes de su intervención para charlar con ella sobre su camino como una escritora joven y exitosa.

Bienvenida, Sara, y gracias por estar con nosotros.
Hola, Isolda. ¿Qué tal?

¿Qué te llevó a ser escritora? Empezaste con la poesía y me gustaría saber cómo llegaste a la narrativa.


Tardé mucho tiempo en encontrar la vocación. Yo empecé a escribir muy tarde porque no me había planteado dedicarme a escribir. No entraba en mi horizonte de expectativas; me gustaba mucho leer, eso sí, pero lo de escribir jamás. Yo empecé a escribir en una edad más madura, en torno a los treinta años. Efectivamente, empecé primero con poemas y de una manera muy intuitiva, buscando mi lenguaje propio. Poco a poco me fui decantando hacia la narrativa y, cuando llegué a ella, la verdad es que solo contaba con ese sustrato que se me había quedado de las lecturas. No tenía ningún sistema, ni conocimiento del entorno editorial. Todo fue, más bien, intuitivo.


¿La poesía que escribías al principio te ayudó, después, a crear tu propio lenguaje narrativo?


Realmente, no. Todo sirve, pero la poesía me ayudó, sobre todo, a darme cuenta de que yo no era poeta. Mi lenguaje parte, más bien, de las imágenes, de las historias que escribo, no solo para contarlas, sino para expresarme. En cierto modo, creo que la narrativa te permite tomar más distancia respecto de la persona que eres. Cuando la escribes hay un filtro mayor, y en eso me siento más cómoda que con la poesía.


¿Hay algo de autobiográfico en las historias que escribes, por más que tomes distancia al escribirlas?


Yo creo que autobiográfico es todo, siempre. Quizá no directamente. En esto siempre me he apoyado en una reflexión que hacía Alice Munro, cada vez que le preguntaban esto: decía que lo que ella escribía era biográfico respecto a los sentimientos, a las sensaciones, los mecanismos mentales, el mundo que describe… En ese sentido, lo que yo escribo es mi mundo porque tiene mi mirada, mis sentimientos. Quienes me conocen me encuentran en las historias que escribo, si bien todas son ficción. Mis inquietudes, sin duda, aparecen en ellas.


¿La escritura entendida como un acto de…?


Búsqueda. Me identifico con mis personajes, entre otros puntos, por esa búsqueda que les mueve.


En Cicatriz haces uso de algunos recursos narrativos, como la elipsis y la estructuración del tiempo en las escenas, que nos remiten mucho al cine. ¿Dirías que esta otra forma artística ha influido en tu narrativa?


Sí, me gusta mucho. De hecho, me llama mucho la atención cuando preguntan sobre los autores que más me influyen, como si los narradores solo pudieran inspirarse en otros escritores. La estructura de Cicatriz tiene mucho que ver con ir anticipando hechos que después se explican, la misma estructura, vamos, que se ve en muchas obras cinematográficas. Desde el lenguaje es una cosa distinta pero, al nivel de estructura, sí que veo mucha influencia del cine, en general, sobre la narrativa actual.


Una curiosidad: ¿por qué eliges lugares ficticios en tus narraciones?


Son varias razones, en realidad. La primera de ellas es comodidad. Cuando me manejo en un lugar inventado no tengo que hacer esa cosa tan tediosa —para mí, como escritora— que es documentarse. Incluso ciudades que conozco al dedillo, como Sevilla, me ciñen a los tiempos, por ejemplo, que le toma desplazarse a mis personajes. En cambio, un lugar inventado me permite enfocarme en lo que realmente me importa contar. Esto va en paralelo con la segunda razón: el espacio como determinante. Al elegir un espacio real se determina a los personajes (incluso al lector, que asiste como un espectador), y a mí me gusta crear un espacio —un escenario— tanto como crear a mis personajes, y me gusta tener libertad para ello.


¿Tienes alguna preferencia especial entre la novela y el relato?


Me siento más cómoda en el relato. Las novelas que escribo, en realidad, son novelas breves. Yo no digo que sea más difícil la novela que el relato, ni viceversa. Depende, creo yo, del tipo de historia y del tipo de escritor que quieres ser tú.


¿Hubo un momento, en particular, en el que sentiste que habías encontrado tu camino como escritora?


Hay un momento en el que me doy cuenta de que me gusta mucho escribir; no exactamente el término «gustar», sino que necesito escribir. En ese sentido sí hay un antes y un después, pero yo nunca siento que haya llegado a ningún lado. He llegado a ese conocimiento, a esa sensación, pero eso, en sí mismo, tampoco es mucho. No siento que ya haya hecho lo que tenía que hacer, que ya esté en el camino. Mi sensación es más de «desorientación ordenada».


¿Sientes que el éxito que has conseguido en tu carrera pueda llegar a producirte presión, al momento de escribir?


Lo que he logrado con mi carrera lo vivo con mucha normalidad. Me gusta tener los pies en la tierra y soy consciente de que las cosas son pasajeras. Digo vivir con normalidad porque tampoco me paso todo el tiempo escribiendo, ni juntándome con otros escritores. Vivo en Sevilla y, de alguna manera, estoy un poco fuera de los círculos de escritores y, en ese sentido, me encuentro en un ambiente tranquilo. Luego, cuando viene el momento de hacer promoción o de atender eventos, me resulta un poco más complicado, menos natural. Viene un poco de presión. Por otra parte, cuando escribo, lo hago para mí, sin esa presión.


En cuanto al efecto que buscas producir en tus lectores… ¿provocarles, cultivarles, entretenerles, por ejemplo?


Cuando escribo, en realidad no pienso en producir efectos, ni en lectores en particular. Cuando escribo, escribo. Al terminar de escribir y empezar con las correcciones es cuando sí que pienso en lectores, en entregarles el mejor libro posible, dentro de mis capacidades. Sí que me gusta provocar a los lectores, si es que tuviera que elegir un efecto entre esos ejemplos. Plantearles un cambio en la forma de ser de las cosas. Inquietarles.

¡Muchas gracias, Sara!
A vosotros.


Isolda Patrón-Costas es alumna de la X Promoción del Máster de Narrativa de la Escuela de Escritores. Nacida en Barcelona, ha vivido en Granada, Santiago de Compostela, Sevilla, Los Angeles (EE.UU.), Freiburg (Alemania) y Edimburgo (Escocia) y actualmente reside en Madrid. Licenciada en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Sevilla, Máster en Producción Cinematográfica por la Universidad Complutense, Máster en Guión por la Escuela de Guión de Madrid y Máster en Fotografía. Tras fraguarse una carrera profesional en EE.UU. en la producción cinematográfica, ha participado en proyectos que la han llevado por el mundo, desde grandes filmes como Piratas del Caribe a películas de autor como Biutiful, de Alejandro González Iñárritu, o documentales como Mira la Luna, rodado íntegramente en la NASA. Ha participado en departamentos de desarrollo y supervisión de guión cinematográfico y hoy en día compagina su labor de agente y manager en el mundo del cine con la escritura.


Anterior Siguiente

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar Publicar comentario

keyboard_arrow_up