menu Menú

Cante de Administrativo

«Entro en la sala. Una tribu de ojos vidriosos respira en silencio.» Relato

Cante de Administrativo   Nadie se atreve a preguntarme cuántas convocatorias llevo. Basta con que salga al pasillo del colegio mayor para que los opositores me rehúyan, como si vieran una aparición. Pero en las honduras de mis órganos late aún la esperanza de que un día aprobaré. He llegado al cuarto ejercicio. Al cante. […]

Continuar leyendo



Página anterior Siguiente página

keyboard_arrow_up