menu Menú

El plano y el alzado

«Vigueras notó la presión del muslo de Blanca contra el suyo.» Relato

El plano y el alzado   El espejo del ascensor le mostró un hombre de treinta y tantos, buen mozo, un poco entrado en carnes, que parecía haber crecido dentro de un traje negro con brillos. El pantalón-pitillo se ceñía a los muslos. Los zapatones negros, de punta chata, eran dos barcazas. Vigueras se abrochó […]

Continuar leyendo



Página anterior Siguiente página

keyboard_arrow_up