menu Menú

Los mirlos negros

«Yo encogí ligeramente el hombro cercano a su rostro y dejé que el tirante del vestido se me deslizara por el brazo, junto al calor de su respiración, su cuerpo tenso.» Relato

Los mirlos negros   Los prismáticos aún exhalaban en mis dedos el calor de su piel sobre el metal. Me asomé por ellos y, al otro lado, los mirlos con plumas provenidas de las tinieblas y picos como amaneceres se removían en el nido del cerezo de su jardín. No tenía flores. Pedro me rodeó […]

Continuar leyendo



Página anterior Siguiente página

keyboard_arrow_up