menu Menú

El guardián

"Antes de salir al porche compruebo que la mano amputada de la princesa sigue intacta tras el vidrio que la escuda." Relato

El guardián   Me despierto por culpa de un trueno o del silbido del viento. El aire huele a azufre, tal vez a musgo. A pesar de las décadas que llevo aquí solo, esperando al elegido que anunció la suma sacerdotisa, mi cuerpo todavía busca de primeras la armadura y el sable. Hundo el rostro […]

Continuar leyendo



Página anterior Siguiente página

keyboard_arrow_up