menu Menú
59 artículos archivados en
Relatos
Página anterior Siguiente página Siguiente página

Martín sin sombra

"Vi cómo mi sombra se divertía haciéndoles zancadilla a las sombras que corrían pegadas a los niños del equipo." Relato

Martín sin sombra   Yo no sé qué hubiera hecho ese lunes por la mañana cuando salí para la escuela, aún medio dormido, si alguien me hubiera dicho que precisamente allí, ese día, me iba a encontrar con mi sombra. En las dos primeras clases estuve en las nubes, como me dice Sofía, mi profesora, […]

Continuar leyendo


El guardián

"Antes de salir al porche compruebo que la mano amputada de la princesa sigue intacta tras el vidrio que la escuda." Relato

El guardián   Me despierto por culpa de un trueno o del silbido del viento. El aire huele a azufre, tal vez a musgo. A pesar de las décadas que llevo aquí solo, esperando al elegido que anunció la suma sacerdotisa, mi cuerpo todavía busca de primeras la armadura y el sable. Hundo el rostro […]

Continuar leyendo


El niño orquesta

"La primera palabra que dijo Mauro en su vida fue motor de nevera." Relato

El niño orquesta   La primera palabra que dijo Mauro en su vida fue motor de nevera. Aunque, más que palabra, lo más correcto sería llamarla ruido. El niño que no berreó al nacer, que balbuceaba sin voz ni llanto, con pocos meses de vida emitió un sonido idéntico al rugido del motor de una […]

Continuar leyendo


Humanos y otras rarezas

«No voy a inmolarme por esto, créame.» Relato

Humanos y otras rarezas   Jon K.I [090911] pasó por los pelos el sensor de entrada del Metro —eufemísticamente hablando; aquel rasgo arcaico del vello corporal llevaba, por lo menos, tres siglos extinguido—. Ya en el vagón, vio la luz verde del asiento asignado, lo ocupó y frotó las manos contra la piedra de carbón […]

Continuar leyendo


Tormentas de arena

«Cerré el coche de un portazo y, en ese instante, se abrió una grieta en una de las figuras...» Relato

Tormentas de arena   Me sentía cansada de tanto conducir. Después de haberme pasado la mitad del día en un autobús con el logotipo de un galgo, terminé por alquilar un coche para atravesar una zona conocida como el mango de sartén. Había escuchado que en esta parte de Texas se forman unas tormentas de […]

Continuar leyendo


La puerta del cielo

«¡¿Qué coño quieres?! ¡¿Qué?! ¡Déjame en paz!» Relato

La puerta del cielo   Antonio «… donde Jesús Díez fue visto por última vez la madrugada del siete de marzo del dos mil dieciséis. Cuatro años después de su desaparición, la Policía aún no tiene pistas sobre su localización. Los investigadores sugieren que el joven pudo fugarse de casa voluntariamente, aunque sus familiares sostienen […]

Continuar leyendo


The Mirror Piece

«Nadie te mira acá. En mis primeras semanas tomando el metro pensé que ese acuerdo implícito le repartía la libertad a cada quien.» Relato

The Mirror Piece   Continúa la colaboración conjunta entre La Rompedora y su revista hermana, Temporales, de la Universidad de Nueva York. Desde la otra orilla del Atlántico llega hasta nosotros Mariana Covarrubias, alumna del Creative Writing Program in Spanish (MFA), para compartir este relato. Salí de una exposición en la 78 y camino al […]

Continuar leyendo


Un cuento

«De repente, se abrió la puerta delantera del coche en el que estábamos. Dejé de respirar unos segundos.» Relato

Un cuento   La luz de la habitación estaba apagada, pero hasta que escuchamos los ronquidos de mamá no nos atrevimos a movernos. De puntillas cerramos la puerta sin hacer ruido. En la cocina no pudimos coger más que un bote de cristal de garbanzos de los que nos daban en la parroquia. No había […]

Continuar leyendo


Las reglas del juego

«Frena, me dijiste. Y yo frené. Me bajo, dijiste. Y te bajaste.» Relato

Las reglas del juego   Frena, me dijiste. Y yo frené. Me bajo, dijiste. Y te bajaste. Te bajaste del coche, delante de tres cactus que parecían tres señoras de pueblo que llevaban toda la vida esperando a que nos paráramos frente a ellas. No sabía qué tenía que hacer, así que apagué el motor. […]

Continuar leyendo


Jugada incorrecta

«Tal vez debimos haber parado en el hostal de la carretera, y venir mañana, a plena luz.» Relato

Jugada incorrecta   «Tal vez debimos haber parado en el hostal de la carretera, y venir mañana, a plena luz», dice María, cuando las primeras gotas golpean el techo acristalado del coche. Julián, a mi lado, se burla. «Vamos, María, solo está chispeando. Además, tenemos que estar a punto de llegar». Me mira entonces a […]

Continuar leyendo



Página anterior Siguiente página

keyboard_arrow_up