menu Menú
92 artículos archivados en
Relatos
Página anterior Página anterior Siguiente página Siguiente página

El baile

«Llegan al patio. Es un día tranquilo. En el penal San Luis los días suelen ser tranquilos.» Relato

El baile   –Pasame papel, Salidera. –Pide La Rusa desde su inodoro y estira la mano por debajo de la separación entre ambos baños. El rollo cayendo desde arriba la sorprende. Rebota en su hombro y va a parar al siempre húmedo piso, cubierto de restos de orina amarronada–. La concha de tu madre, ¿no […]

Continuar leyendo


Los mirlos negros

«Yo encogí ligeramente el hombro cercano a su rostro y dejé que el tirante del vestido se me deslizara por el brazo, junto al calor de su respiración, su cuerpo tenso.» Relato

Los mirlos negros   Los prismáticos aún exhalaban en mis dedos el calor de su piel sobre el metal. Me asomé por ellos y, al otro lado, los mirlos con plumas provenidas de las tinieblas y picos como amaneceres se removían en el nido del cerezo de su jardín. No tenía flores. Pedro me rodeó […]

Continuar leyendo


La curva de los meandros

«A medida que avanzan, el agua va perdiendo el color arcilloso. Cada meandro es más cerrado que el anterior, cada curva es más pronunciada.» Relato

La curva de los meandros   El doctor Brel mira por la ventanilla. Por fin, la avioneta comienza a descender. Tras el cristal ve un mosaico de tejados blancos y rojos que suplanta al verde de la selva. El mosaico se convierte, poco a poco, en tejados de chapa, en plásticos, en barro. Cuando baja […]

Continuar leyendo


Trabajo final

«Como cada jornada de su existencia, sonó la alarma.» Relato

Trabajo final   El sol artificial iluminó la habitación simulando la llegada del día. Como cada jornada de su existencia, sonó la alarma. Como cada jornada de su existencia, J. apartó la sábana con los mismos movimientos mecánicos y apáticos y alcanzó con la punta de los dedos el cóctel de píldoras-desayuno que aparecía puntualmente […]

Continuar leyendo


Meng Po

«Es lo único constante en sus vidas, en sus muertes. El té. Así como yo debo verlos marchar ignorantes de quiénes fueron o en quiénes se convertirán.» Relato

Meng Po   Sigo suponiendo que este mundo no tiene un sentido superior. Pero sé que hay algo en él que sí tiene sentido, y es el hombre ante su prójimo. Porque ese encuentro le da sentido a todo. Albert Camus He visto descender a la décima corte de la prisión del Dìyù a hombres, […]

Continuar leyendo


Hentai

«Sería increíble poder recordarte agarrada a mi cintura, con tu pelo puntiagudo rosa, tu diadema ninja y no sentirme culpable.» Relato

Hentai   Sería increíble poder recordarte agarrada a mi cintura, con tu pelo puntiagudo rosa, tu diadema ninja y no sentirme culpable. Pero las lágrimas de Marta, su cara revuelta y las muecas de espanto nublan tu imagen. Aquella noche me miró algo confusa e intentó aguantar un gesto desagradable. Sin embargo, se le escaparon […]

Continuar leyendo


Basura

«En noventa y ocho días la Tierra estará vacía. Vacía de vida humana, llena de basura.» Relato

Basura   Es difícil entender que uno abandona la Tierra para no volver del mismo modo que uno no entiende que va a morir. Nos hacen formar una cola. Todos subimos a la nave sin mochila, sin maleta, sin bolsas. Nada. No nos dejan llevar ropa, ni objetos personales porque no podemos repetir los errores […]

Continuar leyendo


No dejes de tocar

«Las manos recorren con delicadeza mis curvas por los costados hacia la cadera. Dibujándome.» Relato

No dejes de tocar   «Pase lo que pase, no dejes de tocar.» Las palabras de despedida de Julie me inquietan mientras espero frente a la inmensa puerta blanca. A través de ella se filtra Fantasía Oriental de Balákirev. Quien la interpreta lo hace con maestría envidiable. Cálmate, Virgine, lo harás bien, aunque sea tu […]

Continuar leyendo


Sal

«El extractor, prefiero el olor a gamba, la turbina suena a dolor de cabeza, a resaca de domingo...» Relato

Sal   El extractor, prefiero el olor a gamba, la turbina suena a dolor de cabeza, a resaca de domingo, a dolor de útero, las gambas tumbadas bajo sus cáscaras de sal, como fetos, arropados, todos dentro del mismo vientre, acurrucados, muertos, pero Noa odia el olor a gamba, si no lo enciendo yo, lo […]

Continuar leyendo


El plano y el alzado

«Vigueras notó la presión del muslo de Blanca contra el suyo.» Relato

El plano y el alzado   El espejo del ascensor le mostró un hombre de treinta y tantos, buen mozo, un poco entrado en carnes, que parecía haber crecido dentro de un traje negro con brillos. El pantalón-pitillo se ceñía a los muslos. Los zapatones negros, de punta chata, eran dos barcazas. Vigueras se abrochó […]

Continuar leyendo



Página anterior Siguiente página

keyboard_arrow_up