menu Menú
Después de la locura
Después de la locura Editorial
Por Humberto Franco Publicado en Editorial en 24 junio, 2021 0 Comentarios 4 min lectura
Anterior Javier Fonseca en Nueva York Siguiente

Después de la locura

 

Héctor Fuertes, Humberto Franco, Jesús Barrero, Silvia Fernández, Elena García, Franco Simeone, Elena Naranjo, Ayelén Rodríguez, Berta Rodríguez y Quima Bolsa.

El tiempo es muy injusto cuando se está en buena compañía. Lo comprobamos ayer, cuando las aulas ocupadas por los alumnos del Máster de Narrativa se han cerrado hasta el próximo otoño. Un curso que nos ha durado lo mismo que un suspiro.

Pero, sin duda, un año contundente, como la XI Promoción de alumnos del Máster de Narrativa, que afrontó con sumo aplomo el cambio de ritmo impuesto por la pandemia y culmina hoy un ciclo de dos años de inmersión literaria a carta cabal. A ustedes, queridos amigos, les deseamos vientos favorables en el camino que hoy empiezan. Después del máster viene otro capítulo en su vida literaria y nosotros, desde luego, estaremos ahí siempre que nos necesiten.

A los compañeros de la XII Promoción, bautizada como “La Valiente” por su arrojo y devoción literaria a pesar de la incertidumbre, les decimos que lo mejor aún está por venir. El verano ofrece un momento de reposo bien ganado después de un ciclo de trabajo intenso, de lecturas hasta la madrugada y tinteros que no han conocido el descanso. Disfruten y déjense inspirar, que para escribir antes viene bien vivir. Estamos seguros de que el empeño que han demostrado hará que la segunda parte del curso sea una experiencia memorable.

A todos ustedes, queridos alumnos, La Rompedora les agradece por toda la sangre literaria que le han dado. Esta revista vive gracias a las historias que ustedes comparten con nosotros. Y en un apartado especial, esta editorial reconoce el tesón con el que sus editores se reunieron cada semana para leer y comentar los relatos recibidos. Gracias, Elena García, Quima Bolsa, Ayelén Rodríguez, Héctor Fuertes, Franco Simeone, Berta Rodríguez, Elena Naranjo, Silvia Fernández por nutrir a La Rompedora con su tiempo y esfuerzo, sus comentarios analíticos y su pasión por la narrativa. En una mención aparte, esta editorial quiere distinguir a Jesús Barrero Flórez por su aportación sobresaliente a esta revista, al haber formado parte del consejo editorial durante los dos años de estudios en el Máster de Narrativa. ¡Gracias, maestro!

Del mismo modo, agradecemos la invaluable ayuda de los profesores del Máster de Narrativa, que como excelentes viñadores literarios eligen los mejores textos de sus clases para enviárnoslos. ¡Gracias, Magdalena Tirado, Elena Belmonte, Lorena Briedis y Javier Sagarna! Y, por supuesto, agradecemos a Escuela de Escritores por todo su apoyo. Este proyecto nació de su pasión por la escritura creativa y su fe en los alumnos del Máster de Narrativa. ¡Muchas gracias, equipo!

Cuando empezamos este período dedicado al Art Brut, género artístico del que felizmente nos contagiamos de su locura inspiradora, apelábamos al ímpetu de su fuerza creadora para sobrevivir ante lo que el azar pudiera traernos. Hoy, después de haber conocido la vida y obra de tantos genios que vivieron y crearon obras maestras en medio de enfermedades mentales y vidas aisladas en sanatorios psiquiátricos, celebramos al coraje como una de las cualidades que más identifican al espíritu de los artistas.

Ahora veremos qué nos espera después de la locura.

Coraje, hoy y siempre,

Humberto Franco
Director

 


Humberto Franco es alumno de la Tercera Promoción y nació en Aguascalientes, México. Es licenciado en Derecho con estudios en España, Estados Unidos y México, donde fundó clubes culturales de música, cine y literatura como presidente de la Sociedad de Alumnos y profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad Panamericana. Su novela, A los que buscan dragones, está pendiente de ser publicada. Actualmente es el presidente del Club de Alumnos del Máster de Narrativa y director de La Rompedora. El hombre espectro es su último proyecto narrativo, en el que cuenta la experiencia de su secuestro a manos de un cártel.

 


Anterior Siguiente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cancelar Publicar el comentario

keyboard_arrow_up