menu Menú
"Nanas macabras", de Alessandra Grajeda
«Le tengo demasiado miedo a la muerte, así que mejor hago monstruos que me hagan vencer ese miedo y no pensar mucho en ella mientras llega.» Alessandra Grajeda Entrevistas
Por La Rompedora Publicado en Entrevistas en 5 abril, 2022 0 Comentarios 8 min lectura
Tres porqués de la poesía Anterior Siguiente

«Nanas macabras», de Alessandra Grajeda

 

La autora junto a su criatura

Alessandra Grajeda le invita a conocer sus 13 monstruos. 13 personajes, querido lector, que le provocarán miedo, lo mismo que empatía.

¿Qué define a un monstruo? Quizá no sean más que esa parte de nuestro propio ser, esa que nos repugna, nos avergüenza o nos salva cuando nos vemos atacados.

Alessandra, graduada de la X Promoción del Máster de Narrativa, una exploradora muy entusiasta del género de terror, nos ofrece su visión personalísima de lo que el monstruo representa para ella en esta colección de relatos, uno de los estrenos más recientes de la célebre editorial Baker Street.

La Rompedora, fan N°1 de todo lo que los alumnos del Máster de Narrativa crean, ha solicitado una entrevista con esta escritora de la casa para conocer más sobre sus Nanas Macabras. Como respuesta, un hombre elegantemente vestido de negro, nos ha entregado en mano un sobre con la amable respuesta de nuestra estimada Alessandra, citándonos en punto de la medianoche junto a la Fuente del Ángel Caído en el madrilísimo Parque del Buen Retiro.

Esta editorial, aunque muy bien templada de nervios, tuvo que disimular un ligero temblor en las corvas cuando un cochero se presentó en el portón de sus oficinas para llevarle a su cita.

He aquí lo que Alessandra Grajeda, con su distintiva mirada profunda y su jovial voz, nos compartió la noche del viernes, noche de luna nueva, sobre sus Nanas macabras:

13 relatos de terror, 13 protagonistas cautivadores… ¿hay un tema central que los une a todos?


El tema que los une es el monstruo en sí. Ese monstruo que en algunos casos se percibe de forma física y en otros emana desde nuestro interior. La Criatura, aquella parte que nunca podremos separar de nuestro ser, sea tratada como  fantasía en la suavidad del pelo de un hombre lobo en contraste con la fuerza de su osamenta, en la enfermedad que brota de los colmillos de un vampiro en conflicto con su poderoso atractivo o en el realismo del sentir en el luto que lleva una mujer enamorada más allá de la fecha de caducidad del cuerpo de su amante o en el amor de unos hermanos que mutan para permanecer unidos toda la vida.

Háblanos de la ilustración de Murphy y su significado.


Murphy es un licántropo que se sale del típico modelo de hombre lobo. Es  una bestia de gran tamaño  alérgica a las canciones de cuna y a las señoras que las cantan  . Una criatura que para no hacer spoilers, diré que se ve forzado a madurar a través de las fases lunares y con las Nanas Macabras que irónicamente le  serán otorgadas para su  entretenimiento y tortura a partes iguales los siete días de la semana.

La ilustración fue realizada por Pedro Bulsara, artista mexicano de gran técnica y talento  que supo retratar  no solo la exigencia física de Murphy, sino también, la simbología que caracteriza a mi peludo.

¿Hay algún público al que esté dirigido especialmente Nanas Macabras?


Nanas Macabras es un libro cuya segmentación es muy compleja. En Nanas Macabras puedes encontrar relatos que se pueden leer desde los catorce hasta los noventa y nueve años y otros desde la mayoría de edad hasta los cien. (Ríe). Creo que es literatura para el público Young Adult en su mayoría y también para que los padres de aquellos con gusto por el género que están entrando en la adolescencia se sienten a leer con ellos.

¿Qué ha sido lo mejor y lo más duro al escribir este libro?


Lo mejor es traer a la vida monstruos que imaginé por tanto tiempo. Criaturas que le ayuden a entender a la gente que no siempre el monstruo es el malo y que en la peculiaridad de nuestros comportamientos se encuentra nuestra verdadera esencia.

Lo peor fueron dos grandes pérdidas que sufrí durante el proceso, una de ellas la muerte de mi maestro, aquél que me heredó el gusto por las películas, libros, teatro y demás disciplinas enfocadas al género del terror.

¿Qué fue lo que más te sirvió en el proceso de corrección?


Nanas Macabras es un libro que para mi fortuna tiene algunas erratas. Decidí no tocarlo demasiado después de la última revisión de mi maestro, el Dr. O.

Soy una persona que prefiere fluir. No demerito el proceso de corrección ya que es de lo principal en la escritura pero considero  que en algunas ocasiones puntuales  debes darte de bruces con la señal  que te obliga a parar  antes de hacerte enloquecer o antes de quitarle espontaneidad  y peculiaridades primarias de los textos, siempre y cuando estas no le resten fuerza a los personajes o a la historia.

Ahora que eres una graduada del Máster de Narrativa en Escuela de Escritores, ¿cómo describirías tu experiencia en este programa de escritura creativa?


Intensa. Me hizo disciplinarme más con mi escritura, aceptar las críticas y cometarios constructivos respecto a mis proyectos  y explorar  la brecha entre el querer y  ser escritor con sus respectivos matices y polaridades.

¿Nos puedes contar un poco sobre cómo fue el camino hasta la editorial Baker Street?


El camino fue duro. Soñaba con ver mis monstruos salir también de día, no solo de noche, pero que la gente confíe en un proyecto nunca es sencillo y más en la literatura de terror. El terror tiene sus lectores, que son de los más fieles y segmentados que existen en el mercado, pero también que un editor deposite la confianza en algo que es a mismas partes bello y agresivo tiene su gracia. No todos están dispuestos a dejar ver la escritura de una persona joven, no influencer y sin experiencia previa publicando. Hoy en día si una persona no habla de temas muy marcados por la popularidad social se le considera incapaz de proponer algo nuevo y Víctor y Mar Baker fueron de los primeros en gozar, reír y confiar en mí como escritora y en mis criaturas y sus particulares roles. Mar también hizo una linda portada que retrata a nuestro vampiro Cher y sus atrayentes manías poco vampíricas.

Hay quien busca remover, educar, entretener, ¿qué efecto te gustaría provocar en los lectores con estos relatos?


Me gustaría que la gente se divierta con las diferentes capas   del  monstruo, que lo analice más allá de la visión cómoda del bien y el mal o del outsider cliché. Que deje de juzgarle para empatizar con el. Que se  quede leyendo para gozarlo  con  su humor, sensibilidad, acciones  y pensamiento irreverentes.

Anteriormente nos has hablado de Neil Gaiman y tu interés por su obra. ¿Hay otros autores o libros que te hayan nutrido, en particular, antes de escribir Nanas macabras?


Hay muchos desde las grandes maestras como son Mary Shelley y el punto de inflexión en la visión del monstruo, Rosaleen Norton con su misticismo, los relatos de Shirley Jackson con sus  transgresiones a favor del terror hasta Edward Gorey con su humor terroríficamente negro, Alan Moore con su visión social y las peculiaridades en sus anti  héroes a través del cómic, Guillermo Del Toro con la carnalidad de sus criaturas en el cine y Alexander McQueen en el mundo de la moda y los storytellings que ejecutaba en sus pasarelas.

¿Te veremos un tiempo por España, dedicada a las presentaciones de tu libro?


En mayo y junio habrán algunas en Madrid, Barcelona y Granada. Les  estaré dando noticias por Instagram. Me dará mucho gusto verlos asistir.

Tu libro nos ha gustado mucho, Alessandra, así que ya te imaginarás cuál es la próxima pregunta: ¿Tienes otro proyecto del que nos puedas adelantar un poco?


Estoy explorando una nueva faceta como escritora. Me encuentro haciendo una novela corta cuando siempre he sido más de relato.

Si no fueras escritora, ¿qué más te hubiera gustado ser?


Cardióloga, pero le tengo demasiado miedo a la muerte, así que mejor hago monstruos que me ayudan con la fobia  y a no pensar tan en serio en ella mientras llega, además de quitarme la responsabilidad de tenerla en mis manos.


Anterior Siguiente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cancelar Publicar el comentario

keyboard_arrow_up