menu Menú
Entrevista a Librería Derivas
«Derivas está concebido como un espacio seguro en el que pasar un rato agradable.» Chus Navarro Entrevistas
Por La Rompedora Publicado en Entrevistas en 20 julio, 2022 0 Comentarios 6 min lectura
Héctor Higuera en Fábula Anterior Paternidad Siguiente

Entrevista a Librería Derivas

 

Jesús Navarro, escritor, guionista y graduado de la V Promoción del Máster de Narrativa, ha inaugurado junto a su compañera, Paula Bordonada, un nuevo punto de encuentro cultural para todos los interesados en la literatura. Hablamos, nada más y nada menos, que de la flamante librería Derivas, en el número 17 de la calle Jacinto Verdaguer, en el barrio de Carabanchel.

Hoy La Rompedora visita a Chus y Paula para hablar más sobre este proyecto cultural que ya cosecha importantes éxitos entre el público literario.

He aquí lo que Paula y Chus, emprendedores literarios, nos han contado de esta bellísima librería en esta magnífica visita guiada que nos han hecho:

Jesús «Chus» Navarro y Paula Bordonada

¡Qué lugar más guay han creado, amigos! Entre los caprichos de todo escritor, seguro que figura tener una librería propia. ¿Cómo surgió la idea y el nombre?


Hace unos años que vivimos en Carabanchel, un barrio que nos encanta y en el que hay mucha vida cultural y un tejido asociativo muy tupido. Sin embargo, echábamos en falta un espacio que girara en torno a la literatura, donde poder leer con calma y asistir a presentaciones, cursos y talleres.

Paralelamente, llevábamos un tiempo fantaseando con crear un espacio propio donde primaran los cuidados, la creatividad y el juego, ¡así que nos lanzamos a crearlo!

Se llama así por un doble motivo: por un lado, “Derivas” nos parece una palabra muy evocadora, muy ligada al arte en general y a la literatura en particular. Por otro lado, tiene que ver con nuestra manera de entender la vida en la ciudad: desde el juego, sin expectativa, sin rumbo fijo.

¿Se dirigen a algún público en especial? ¿Qué pueden encontrar los visitantes en los anaqueles de Derivas?


Para nosotros era muy importante que Derivas fuera un espacio inclusivo para todo el barrio, así que somos una librería generalista. No obstante, cuidamos particularmente nuestra sección de infantil y tenemos muy presente la cuestión de género en nuestra selección. Además, tratamos de trascender los cauces más comerciales y dar visibilidad a autores/as o editoriales que no siempre la tienen.

Además de hacerse con lo mejor de la literatura, ¿qué más pueden hacer los clientes de Derivas?


Derivas está concebido como un espacio seguro en el que pasar un rato agradable. Para nosotros esto es muy importante, así que hemos cuidado que tanto niños como adultos, incluso si vienen acompañados de animales, puedan tener un rincón de lectura donde charlar o disfrutar de un buen libro tomando un café.

Además, durante el curso, habrá un club de lectura, presentaciones, talleres de escritura creativa, sesiones de arteterapia y cuentacuentos. La idea es escuchar y trabajar con el barrio en aquello que nos estimule a todas/os.

Entre los anaqueles de Derivas, ¿cuáles son los favoritos de cada uno?


Chus: Pues yo disfruto mucho con los libros que me hacen pensar y sentir algo sin darse mucha importancia. Creo que me gustan más los libros que buscan que los que encuentran, si se me permite el cliché. Y ahí puedo disfrutar mucho con Bohumil Hrabal, con Ali Smith, con Gianni Rodari, Andrés Neuman, y también con Laura Fernández, o con Julia Viejo. Hay mucho de lo descubierto en el Máster y mucho reciente.

Paula: Yo tengo especial predilección por todo lo relacionado con el urbanismo, el paseo y nuestras maneras de habitar, así que no pueden faltar Rebecca Solnit, Virginia Woolf, Agustina Atrio, Henry Thoreau o Sergio C. Fanjul. Por otra parte, estoy particularmente interesada en la literatura escrita por mujeres, entre las que últimamente destacaría a Gabriela Wiener, Ariana Harwicz, Lara Moreno, Armonía Somers, Brenda Navarro, Julieta Valero o Elaine Vilar Madruga, por citar algunas.

Se vienen días con más tiempo libre. ¿Cómo sería la visita ideal a Derivas? ¿Algunas sugerencias para pasar una buena tarde por el barrio?


Estamos al lado de Madrid Río, así que la visita ideal podría partir por un paseo relajado por allí. Después de pasar un rato en Derivas se puede aprovechar la ocasión para visitar la imponente galería de arte contemporáneo VETA, muy cercana a la librería, antes de ir a una cata de vinos en La Grifería. Además, recomendamos ir al polígono ISO, a apenas diez minutos de Derivas, el nuevo foco artístico de Madrid, donde se pueden visitar las antiguas naves industriales reconvertidas en talleres de arte. Por último, puede resultar interesante darse una vuelta por Matilda o el Observatorio Musical, puntos de encuentro de músicos madrileños, no sin antes cenar en Patanel, todo un ejemplo del modo en el que está cambiando Carabanchel: ofreciendo alternativas e impulsando la vida del barrio sin olvidar a sus vecinas/os.

Y ahora hablemos con el escritor: nos saludamos en los pitches editoriales de Escuela de Escritores, estimado Chus, donde presentaste tu novela. ¿Algún proyecto del que te animes a contarnos, aunque sea un poco?


Pues estoy cerca de terminar un libro de relatos de detectives que quizá se llame “El asesino nos da igual”, escrito con mi hermano gemelo. Yo escribo la mitad y él la otra mitad. Solo compartimos el protagonista y no se parecen nada entre sí ninguno de los relatos. Están llenos de juego, de sinsentidos, de diversión y de novela negra. Creemos que puede ser una buena experiencia leerlos. Escribirlos ya podemos asegurar que sí lo ha sido.

¡Muchísimas gracias, Paula y Chus!
Amenazamos con volver pronto.


Anterior Siguiente

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cancelar Publicar el comentario

keyboard_arrow_up